Quiénes somos‎ > ‎

Historia de nuestro centro

En 1893, con el permiso del Sr. Arzobispo de Zaragoza y a petición de los sacerdotes D. José Fogués y D. Miguel Sarrió, cura párroco de la iglesia del Milagro de Valencia, vienen las Hermanas con la venia del Sr. Arzobispo de Valencia, para hacerse cargo del Asilo de la Inmaculada. Era el 9 de abril de 1893.

Una comunidad de cinco Hermanas se establece pues en el "Asilo La Inmaculada". El asilo era una casa destinada a las jóvenes que trabajaban en el servicio doméstico y que se quedaban sin ocupación. Allí permanecerían hasta encontrar una nueva colocación.

El asilo no disponía de ingresos por lo que las Hermanas inician unas clases de párvulos, en un piso de la Congregación, sin dejar de atender a las jóvenes. En estos primeros años tuvieron muchas dificultades económicas y necesitaron recurrir a la realización de trabajos manuales para recaudar fondos. En las clases hubo tanta afluencia de alumnos, que en 1900 tuvieron que trasladarse a otro local más grande, en la Avenida del Puerto, a una casa de dos pisos y planta baja, con el fin de dar respuesta a la necesidad de escolarización en la zona rural del Puerto. 

Al llegar fueron recibidas con cierta hostilidad y les costó algún tiempo que llegaran las alumnas. Poco a poco la situación se fue normalizando y en 1922, la Congregación considera conveniente la compra del Parque Raga para edificar un Colegio “de planta” en medio de una naturaleza frondosa. 

En 1925, se inauguró el Centro. Durante la Guerra Civil de España el edificio sufrió grandes deterioros. Finalizada la Guerra se restauró y, en 1941, el Colegio volvió a abrir sus puertas. Desde el inicio las Hermanas procuraron para sus alumnas una educación integral llevada a cabo con firmeza pero sin detrimento de lo espontáneo y natural. El internado lo consideraron necesario porque, en muchos pueblos cercanos no existían Colegios para la educación de las jóvenes y un internado podía dar respuesta a esa necesidad. 

Las Hermanas procuraron hacer del internado una segunda casa donde las niñas encontraran cariño y ambiente familiar. El año 1946 el Centro fue reconocido como Colegio de Bachillerato Elemental y en 1956, de Bachillerato Superior. Como Escuela Normal de la Iglesia funcionó de 1955 a 1970. También se impartió el Bachillerato Laboral del año 1961 al 1971. Según las diferentes Leyes de Educación a lo largo de su historia, obtuvo la aprobación para impartir E.G.B., B.U.P y, posteriormente la E.S.O. y Baschillerato. En la actualidad, el Colegio cuenta con una plantilla de 80  profesores seglares que imparten E. Infantil, E. Primaria, E.S.O. y Bachillerato con una escolarización acogida a los Conciertos Educativos.